Marta Galatas presentó su novela 'Dejé mi corazón en Manila': «La historia de Filipinas parece acabar en 1898, pero empieza a partir de ahí»

La escritora Marta Galatas presentó Dejé mi corazón en Manila, una novela histórica que, en palabras de la autora, a través del relato de una apasionada historia de amor, «retrata a la oligarquía española que vivía en Filipinas de 1936 a 1950, las plantaciones y grandes empresas que había allí y la situación política anterior y posterior a la Guerra Civil española.» Acompañada por la empresaria Miriam Ungría y los periodistas Rosa Villacastín y Josemi Rodríguez-Sieiro en un abarrotado Ateneo de Madrid, explicó su intención de reivindicar una época desconocida para muchos lectores: «La publicidad que han dado de Filipinas dice que después de 1898 la historia se acaba, pero la historia empieza a partir de ahí.»

Dejé mi corazón en Manila narra la vida de Julia, una española que se marcha de España cuando está a punto de estallar la Guerra Civil para instalarse en la Filipinas postcolonial, donde vivirá una historia de amor. Cuando embarca junto a su hermana pequeña en el vapor Postdam rumbo a Manila aquel 16 de junio de 1936 solo pensaba en cómo las acogerían sus tíos. No podía imaginar los terribles acontecimientos que estaban a punto de desencadenarse en España ni que en el barco conocería a un joven empresario filipino que le introduciría en el entorno de la oligarquía española residente en las islas, ni que viviría los años convulsos de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico.

Como explicó Josemi Rodríguez-Sieiro, esta historia «tiene todos los elementos que debe tener: amor, sexo, odio, espionaje, historia, política, crítica, apellidos famosos…». Todo ello en medio de un entorno político social y económico marcado por dos grandes hitos, la Guerra Civil española y la Segunda Guerra Mundial. En este contexto nace el amor de los dos personajes centrales de la novela, que viven el exotismo de la Filipinas postcolonial, cuando los españoles eran todavía grandes terratenientes dedicados a la explotación y al comercio de tabaco. En este aspecto, Miriam de Hungría destacó a una protagonista viviendo «una aventura en la que está protegida por un amor que mueve montañas», aunque señaló que esta no es solo una novela romántica, sino una historia de «superación» que ensalza los valores de «amistad, tesón y solidaridad».

«Julia está siempre en constante evolución. Empieza siendo insegura, está traumatizada, y la vida la pone en un lugar donde tiene que hacerse fuerte», explicó Galatas, que ha querido mostrar la evolución «tanto de la mujer como de la época». Rosa Villacastín también alabó la fuerza e importancia de la protagonista, que «en cada página te va atrapando por la fuerza que tiene».

En un abarrotado Salón de Actos del Ateneo de Madrid, la presentación de Dejé mi corazón en Manila reunió, entre otros, a los Reyes de Bulgaria, Simeón y Margarita; Ricardo Díez-Hochleitner, embajador de España en Marruecos; la Duquesa de Franco y Carmen Martínez-Bordiú, Marisa y Alfonso de Borbón, Cari Lapique y Carlos Goyanes, Pilar Medina Sidonia y Tomás Terry, Beatriz de Orleans, al diplomático Carlos Espinosa de los Monteros, al banquero Emilio Ybarra, o a periodistas como Marta Barroso, Teresa de la Cierva, Isabel Pisano, Jaime Peñafiel o María Eugenia Yagüe. Todos ellos muy bien organizados por Patty Galatas, madre de la autora. Marta Galatas, cuya familia también ha estado relacionada con Filipinas, publica con La Esfera de los Libros su segunda novela, en la que ha escrito historia «fraguada en mi interior durante mi infancia, narrada con la imaginación de una apasionada novelista y el rigor, fruto de una minuciosa investigación, de los hechos, lugares, personas y situaciones históricas que describo. Dejé, como también lo hizo mi protagonista, el corazón en Manila».

Otras Obras de Marta Galatas
La princesa que cambió la Historia

 

Marta Galatas'2017
SUBIR ▲